viernes, 15 de diciembre de 2017

Huir

¿recuerdan esa película de una novia que cada vez que estaba a punto de casarse salía corriendo? Yo si que la recuerdo y siempre me he preguntado por que huía. Nunca lo entendí, una parte de mi piensa que probablemente estaba aterrada de enfrentarse al matrimonio,pero... Es un poco absurdo ¿no?... O quizás es que yo no veo la situación desde donde ella la ve... Y ahora que me encontré huyendo por la puerta de atrás creo que la entiendo un poco mejor.
El 8 de septiembre de este mismo año, sucedió algo que había anhelado por mucho tiempo y tuve la oportunidad de llamarle "amor" a la persona que más me gusta en la tierra (bueno me gustaba).
Pero ocurre algo entre nosotros dos y es que es imposible para cualquiera de nosotros permanecer. Por mi parte puedo decir que soy muy impaciente, y probablemente debería hacer algo para controlar a mis pensamientos cuando no me escribe en dos o más días...pero no puedo,cuando estoy con él su postura siempre es seria, no le gusta pensar que las cosas imposibles son posibles, no le gusta que sepas más que él... Y casi nunca nunca sonríe... Y en un intento por cambiar esta situación, me vi enviando mensajes todos los días. Algunos de los cuales solo se quedaban ahí, sin más.
A mi eso de los mensajes no me gusta... Dan pie a muchos mal entendidos, pero no hay remedio, él a comparación mía... Es una persona importante y ocupada... Que solo puede darme unos pocos minutos de su tiempo...
Que entrada más deprimente Jonathan... Así como yo en este momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario