lunes, 7 de mayo de 2018

Ayer cuando te dejé...

Últimamente me ha ido muy bien, fue mi cumpleaños y la verdad es que tenía mucho tiempo sin disfrutar esa fecha, no desde lo que ocurrió con Ana, pero eso es en verdad historia pasada. Incluso mis relaciones personales han mejorado  y tal cual hizo Julie, he jurado convertirme en una mejor persona, al parecer está dando frutos, por que poco a poco las cosas que parecían muy sueltas van tomando lugar.
Sin embargo... hay una parte de mi que se rompió después de todo lo que pasé, y por más que había intentado sanarlo ocupando la mente en muchos pensamientos y tareas pendientes, no lograba sacarme nada de la cabeza, sin embargo... últimamente me di cuenta de que una persona me ama de forma muy especial, no puedo nombrarla ahora, porque no quiero adelantarme a mis sentimientos, pero... me di cuenta que ha estado frente a mi por muchos años y mientras yo lloriqueaba por amor, esta persona sostenía mi corazón roto entre sus manos, conformándose con consolarme día y noche sobre mi relación fallida. 
Actualmente hablamos mucho, he incluso vino a verme por mi cumpleaños, me regaló un enorme conejo azul, que ahora lleva su nombre. Pero... ¿debería intentar de nuevo? ¿debería darle más tiempo a esto? es que... yo sé lo que siente por mi, no tiene problema en mencionarlo de vez en cuando... ahora siento que debo hablarle a cada momento, incluso si estoy ocupada, incluso si es la madrugada, pienso que hablar con esta persona... es lo que me ha mantenido tan tranquila, y no quisiera romper esto... no quiero pasar de nuevo por esa situación. 
No lo sé... pensaré un poco más las cosas, al final deseo poder darle una respuesta apropiada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario